15 min de leituraLa concordancia

abr 12, 2022 | Espanhol

Qué es la concordancia
Para poder comunicar un mensaje claro a través de la lengua española, es necesario que respetemos las reglas básicas de su utilización. La concordancia es empleada dentro de las formas oral y escrita de nuestro idioma; aunque sus reglas puedan parecernos bastante intuitivas, no está por demás revisarlas constantemente si lo que deseamos es redactar textos intachables.

Podemos decir que un texto tiene concordancia si todos sus elementos coinciden tanto en persona, número y género. Los elementos a los cuales nos referimos son los siguientes: sujeto, verbo, sustantivo, sustantivos colectivos, adjetivo, modificadores del sustantivo, pronombre neutro, sujeto compuesto, verbos en infinitivo, artículos y conjunciones.

Un elemento de la oración es singular si hace referencia a una sola persona u objeto; si por el contrario éste elemento habla de más de una persona u objeto, se dice que es plural. Esto es lo que se conoce como singularidad o pluralidad de un elemento. Ahora bien, la gramática de la lengua española nos enseña desde nuestras primeras clases que los pronombres personales pueden ser clasificados de acuerdo a su persona. Por si acaso lo has olvidado, puedes apoyarte en la siguiente lista:

Yo (primera persona del singular)
Tú (segunda personal del singular)
Él (tercera persona del singular)
Nosotros (primera persona del plural)
Ustedes (segunda persona del plural)
Ellos (tercera persona del plural)
El género de un elemento puede ser masculino o femenino.

La concordancia gramatical tiene dos conjuntos de reglas. Si quieres aprender a redactar textos claros y presentables, la siguiente lista de reglas y ejemplos te ayudará a conseguirlo.

Ejercicios de Concordancia Gramatical
Regla general número 1 de la concordancia
El sujeto y el verbo siempre concuerdan en número y persona
Cuando un sujeto y un verbo están unidos gramaticalmente deben concordar en número y en persona. Esta primera regla debe ser aplicada en todas las oraciones bimembres y sin ninguna excepción. De otra manera, la persona que esté manteniendo una conversación contigo pueden dudar de tu dominio de la lengua española. Observa el siguiente ejemplo:

Ayer por la tarde, mis padres y yo caminó por la orilla del malecón. x

Ayer por la tarde, mis padres y yo caminamos por la orilla del malecón. ✔

El verbo ‘caminó’ corresponde a la primera persona del singular por lo que su sujeto ‘mis padres y yo’ debería tomar estas mismas características. Esto es lo que se conoce como concordancia verbal.

El sustantivo y el adjetivo siempre concuerdan en número y género
Este es un ejemplo de concordancia nominal. Generalmente cuando agregamos un adjetivo a una oración, lo hacemos con la intención de resaltar una característica del sustantivo. Si te gusta utilizar muchos adjetivos dentro de tu redacción, cuida que siempre correspondan en número y en género. Si no lo haces, correrás el riesgo de ser considerado poco hábil para la narración. Observa el siguiente ejemplo:

Los automóviles pasaban veloz sobre la carretera. x

Los automóviles pasaban veloces sobre la carretera. ✔

Los sustantivos colectivos siempre concuerdan en singular con el verbo
Los sustantivos colectivos son aquellos que hacen referencia a una agrupación de objetos, animales o personas que comparten ciertas características. Aun si este tipo de sustantivos expresa la idea de la pluralidad, los sustantivos colectivos son considerados como palabras singulares por lo que su verbo deberá conjugarse en singular. Son ejemplo de sustantivos singulares las siguientes palabras: el pueblo, la muchedumbre, la gente, el vecindario, la parvada, la manada. Observa el siguiente ejemplo:

A su llamado, todo el vecindario salieron corriendo. X

A su llamado, todo el vecindario salió corriendo. ✔

Los sujetos formados con sustantivos singulares al que se les ha agregado un complemento adnominal plural, siempre concuerdan en singular con el verbo
Un complemento adnominal no es otra cosa que un sustantivo utilizado para enriquecer la información que el sujeto está aportando. Estos modificadores del sujeto pueden ser singulares o plurales y su función es agregar detalles al núcleo. Los siguientes son ejemplos de sustantivos singulares a los que se les ha agregado un complemento adnominal plural: Una muchedumbre de personas, Un grupo de jóvenes, Una manada de lobos.

De manera similar a la regla anterior, el verbo de esta clase de sujetos debe permanecer singular y respetar así la concordancia con el sustantivo singular que lo está formando. Este es el error de concordancia que con más frecuencia se comete en la redacción. La razón la encontrarás en las siguientes oraciones, ambas parecen correctas sin embargo sólo una de ellas lo es.

Los dueños del santuario pudieron observar cómo una manada de lobos se alimentaron de su presa. X

Los dueños del santuario pudieron observar cómo una manada de lobos se alimentó de su presa. ✔

Un pronombre neutro que implica la pluralidad puede admitir concordancia en plural con el verbo
Los pronombres son utilizados para sustituir un sustantivo dentro de la oración y evitar de esta manera su repetición a lo largo de la conversación o de un texto. Puedes utilizar el pronombre él para sustituir un sustantivo masculino, el pronombre la para sustituir un sustantivo femenino, o bien, puedes utilizar los pronombres neutros eso, esto o aquello para sustituir varias clases de palabras o expresiones. A pesar de que estos elementos son singulares, la regla de concordancia establece que su verbo puede permanecer en plural.

Eso es puras mentiras. X

Eso son puras mentiras. ✔

Si un sujeto compuesto tiene un elemento en singular y otro en plural, coincidirá en plural con el verbo
Un sujeto es compuesto si puedes identificar dentro de él dos o más núcleos, recordemos que el núcleo de un sujeto es el sustantivo. Esta regla de concordancia nos indica que, si el sujeto tiene al menos un sustantivo en plural, su verbo deberá conjugarse de manera plural. Observemos los siguientes ejemplos:

Los niños y el perro se divirtió mucho en la fiesta. X

Los niños y el perro se divirtieron mucho en la fiesta. ✔

En algunos casos, las reglas de concordancia se pueden omitir con el fin de hacer más atractiva la manera en cómo nos expresamos. Si, por ejemplo, queremos dirigirnos a una persona con muestras de aprecio o interés, podemos unir elementos singulares con verbos en plural sin temor a sonar discordantes. Observa los siguientes ejemplos:
¿Cómo seguimos? ✔

¿Qué andamos haciendo? ✔

Ya no hicimos la tarea. ✔

Regla general número 2 de la concordancia
El verbo se escribe en plural si la oración se refiere a varios tipos de sujetos
Si un sujeto está formado por más de un sustantivo, el verbo deberá conjugarse de manera plural como se muestra en el siguiente ejemplo:

Mis gatos, mis perros y mis tortugas me hace feliz. X

Mis gatos, mis perros y mis tortugas me hacen feliz. ✔

El adjetivo se escribe en plural si está modificando a más de un sustantivo
Es común encontrar dentro de una oración a un adjetivo modificando a más de un sustantivo. En este caso, la regla de concordancia nos señala que el adjetivo debe coincidir en género y en número con los sustantivos. Observa los siguientes ejemplos:

Ana y Juan camina felices por la calle. X

Ana y Juan caminan felices por la calle. ✔

Si hay más de un sustantivo en la oración, el verbo deberá conjugarse en singular en caso de que estos sustantivos muestren un sentido unitario
Un sustantivo tiene un sentido unitario si se refiere a un sólo objeto. El verbo sobre el cual caiga la caiga la acción de estos sustantivos deberá conjugarse de manera singular aun si se refiere a más de un objeto. Observa el siguiente ejemplo:

La recepción y entrega de los documentos son por la tarde. X

La recepción y entrega de los documentos es por la tarde. ✔

Si hay dos o más sustantivos y cada uno de ellos está determinado, el verbo deberá estar en plural
Se dice que un sustantivo está determinado si lo acompaña un artículo definido o determinado. Los artículos definidos o determinados (el, la, los, las y lo) se utilizan para referirnos a una persona, animal u objeto que ya han sido presentados anteriormente. Esta regla de concordancia nos indica que si cada sustantivo está acompañado por su artículo determinado, el verbo de la oración deberá conjugarse en plural. Observa los siguientes ejemplos:

La recepción y la entrega de los documentos es por la tarde. X

La recepción y la entrega de los documentos son por la tarde. ✔

Los infinitivos que no estén acompañados de un artículo deberán usar el verbo en singular
Decimos que un verbo se encuentra en modo infinitivo si no hace referencia a ningún tiempo verbal de la lengua española. El modo infinitivo de un verbo tiene las siguientes terminaciones: /-AR/ /-ER/ /-IR/. Si dentro de una oración encuentras más de un infinitivo sin un artículo definido que los acompañe, el verbo de esta oración deberá conjugarse en singular.

Bailar, cantar y actuar son buenos para la creatividad. X

Bailar, cantar y actuar es bueno para la creatividad. ✔

Los infinitivos que estén acompañados de un artículo deberán usar el verbo en plural
Si, por el contrario, los verbos en infinitivo están determinados cada uno de ellos por un artículo definido, en este caso el verbo deberá conjugarse según la tercera persona del plural.

El bailar, el cantar y el actuar es bueno para la creatividad. X

El bailar, el cantar y el actuar son buenos para la creatividad. ✔

Sin importar el orden en el que aparezca el sujeto, éste siempre coincide con el verbo en número y persona
Las reglas gramaticales le permiten al sujeto posicionarse al inicio, en medio o al final de la oración; esta libertad no altera sin embargo la primera regla de concordancia. Esta regla nos indica que el sujeto y el verbo deben coincidir en número y en persona.

Jugaban los niños en el parque. ✔

En el parque jugaban los niños. ✔

Los niños jugaban en el parque. ✔

Cuando tenemos una oración con la conjunción disyuntiva O
Las conjunciones disyuntivas (Y, O) son el tipo de letras que tienen la función de enlazar dos proposiciones o palabras dentro de una oración. Las conjunciones son tan comunes en nuestro lenguaje que cuesta trabajo creer que debemos aprender una regla para su utilización. Estos son las reglas de concordancia de la conjunción disyuntiva O:

Si la conjunción disyuntiva O se refiere a un mismo sustantivo, el verbo deberá conjugarse en singular:
Benito Juárez o el Benemérito de las Américas nacieron en México. X

Benito Juárez o el Benemérito de las Américas nació en México. ✔

Si la conjunción O está enlazando dos proposiciones por medio de la disyunción, el verbo puede conjugarse tanto en plural como en singular.
Acaba de sonar la puerta, llegó la pizza o las alitas. ✔

Acaba de sonar la puerta, llegaron la pizza o las alitas. ✔

Si los sustantivos están modificados por un adjetivo plural, el verbo debe conjugarse en plural:
La ropa o maquillajes oscuros me encanta. X

La ropa o maquillajes oscuros me encantan. ✔


La concordancia es la coincidencia obligada que se produce entre los accidentes gramaticales (persona, género y número) de los diferentes elementos de la oración.

Cuando un adjetivo acompaña a un sustantivo, ambas palabras deben concordar en género y número, es decir, si el sustantivo es masculino y singular, el adjetivo también debe serlo. Por ejemplo: perro hermoso / ventanas abiertas / mejores amigos / aguas profundas.

Tipos de concordancia

La concordancia se da además cuando en una misma oración hay varios sustantivos y un único adjetivo o un único sustantivo y varios adjetivos. En estos casos, existen ciertas reglas:

 
 
  • Cuando hay dos sustantivos del mismo género en singular coordinados a los que se les quiere agregar un adjetivo, este deberá ir en plural. Por ejemplo: La casa y la pileta son nuevas. / El perro y el gato son traviesos.
  • Si el adjetivo antecede a dos sustantivos, deberá concordar con el más cercano. Por ejemplo: Su destacada inteligencia y erudición cautivaron al público.
  • Si el adjetivo se ubica después de un sustantivo femenino y otro masculino, la concordancia se produce priorizando al masculino y al plural. Por ejemplo: Su inteligencia y erudición destacados cautivaron al público.
  • Si hay al menos dos sustantivos que son sinónimos entre sí y que se encuentran unidos por una conjunción disyuntiva, el adjetivo siempre debe ir en singular. Por ejemplo: Era la cantante o intérprete más premiada del año.
  • Cuando un adjetivo o artículo precede a al menos dos sustantivos, la concordancia se produce solo con el primero. Por ejemplo: Hay que ser cuidadosos por la salud y bienestar de tus abuelos.

Si un adjetivo califica a varios sustantivos singulares de diferente género que lo preceden existen dos tipos de concordancias posibles:

  • Con el más inmediato. Por ejemplo: Tenía un auto y una casa lujosa.
  • Se coloca en plural masculino. Por ejemplo: Tenía un auto y una casa lujosos.

Ejemplos de oraciones con concordancia entre adjetivo y sustantivo

  1. Mis primos se fueron a jugar a la casa abandonada.
  2. Comí frutillas frescas mientras planchaba la camisa.
  3. Mi madre tiene una gata y un perro muy traviesos.
  4. Es la película o filme más costoso de Martin Scorsese.
  5. La manzana y la banana son deliciosas.
  6. Su hermosa mirada y sonrisa me conquistaron.
  7. Me sorprendió el cielo estrellado.
  8. El lago y las montañas son mágicos.
  9. Los gatos negros me dan miedo.
  10. El actor y cantante está muy nervioso.
  11. Una hermosa dama me preguntó por ti.
  12. Diego y Carlos son testigos en la causa.
  13. Mi abuelo italiano prepara las mejores pastas.
  14. Dorar la zanahoria y el ajo picados antes de arrojar la carne.
  15. Su tierna sonrisa me conmovió.

Fuente: https://www.ejemplos.co/concordancia-entre-adjetivo-y-sustantivo/#ixzz7QGkZz03b

EnglishPortuguêsEspañol